Un hombre llamado Muñeca, de Jonathan Ames

Sinopsis:

La odisea de un detective irreverente en las sórdidas calles de Los Ángeles. Feliz Muñeca es un encantador aunque inexperto detective privado que vive en Hollywood con su querido chucho, George. Veterano de la Marina y de la Policía de Los Ángeles, Muñeca complementa sus exiguos ingresos como detective trabajando por las noches en un spa que ofrece «finales felices». Armado con una porra extensible y humor negro, el expolicía protege a las mujeres que trabajan allí de clientes a los que les cuesta entender que «no» significa «no».

Su vida transcurre con cierta normalidad hasta que, un día, se encuentra con un cliente especialmente violento. Por si fuera poco, las cosas se desmadran todavía más cuando un excompañero de la Policía que necesita un trasplante de riñón se presenta en su casa con una bala en la barriga. A partir de ese momento, Muñeca tendrá que hacer todo lo posible por sobrevivir en las violentas y vibrantes calles de Los Ángeles.

Reseña:

Cuando te apellidas muñeca y encima tus padres deciden ponerte de nombre Feliz, ya se adivina que tu vida no va a ser en modo alguna anodina.

Un hombre llamado muñeca es de todo menos una novela aburrida. Es una historia potente a la vez que brillante y divertida.

Muñeca mantiene una relación especial con su perro, asiste a terapia, vigila una sala de masajes con final feliz y anda de coqueteo con la marihuana. todo normal, hasta que en el ejercicio de su trabajo de carga a un tipo y casi inmediatamente después su amigo, al que debe haberle salvado la vida, le pide un riñón, así como si tal cosa. Y en ese momento todo se desboca de manera irremediable ante los ojos, y sobre todo a las acciones de Muñeca, que no es un tipo que suela premeditar mucho sus movimientos.

Los primeros capítulos encierran todo un homenaje al Noir más clásico, ese que engrandecieron las obras de Chandler o Hamlet, con una ciudad de Los Ángeles donde todo es posible y una historia que se vuelve cada vez más negra y retorcida sin abandonar ese punto mordaz y ácido que acompaña al detective Muñeca durante unos días frenéticos en los que, casi debido a la mala suerte, se verá en el punto de mira de los buenos y de los malos.

Página tras página este policía convertido en detective irá removiendo la ciudad en busca de respuestas a la vez que casi sin quererlo va dejando algunos cadáveres , propios y ajenos, por los que tarde o temprano tendrá que responder, eso si antes quienes le persiguen no acaban con su vida o es detenido por la policía a la que tendría que dar unas explicaciones poco creíbles.

Jonathan Ames logra mantener un ritmo trepidante durante toda la novela, aquí no hay descanso y combina con maestría una trama turbia y muy seria contada de manera que aunque parezca tragicómica nunca se lee como una obra menor.

Si hubiera que ponerle un pero sería, sin duda, que es demasiado corta.


El autor:

Jonathan Ames (Nueva York, 1964) es un escritor, actor y cómico neoyorquino. Estudió en la universidad de Princeton y cursó un Máster en Bellas artes y ficción en la Universidad de Columbia. Durante varios años fue columnista del New York Press; en sus artículos hablaba, sobre todo, de sus aventuras (o desventuras) sexuales.

Personaje habitual de la escena cómica neoyorquina, también ha sido boxeador ocasional, apareciendo en el ring bajo el apodo de «El maravilloso arenque». Es un invitado habitual en el Late Show with David Letterman. En 2009 creó la serie de televisión Bored to death, que se emitió en el canal americano HBO durante tres años. Es autor de ¡Despierte, señor!, El acompañante, Bored to Death y En realidad, nunca estuviste aquí.

Entradas destacadas
Entradas recientes