El buen padre, de Santiago Díaz

Sinopsis:

Después de recibir una llamada de alarma, la policía encuentra en un chalé de una urbanización madrileña a un hombre manchado de sangre y un cuchillo con sus huellas junto al cadáver de su mujer.

Un año más tarde, un anciano se entrega a la policía afirmando ser el secuestrador de tres personas desaparecidas: el abogado defensor de su hijo, la jueza que le condenó y una joven estudiante que testificó en su contra en el juicio. Convencido de que los tres fueron sobornados, el hombre asegura que morirán uno cada semana hasta que detengan al verdadero asesino de su nuera y su hijo sea liberado.


La inspectora Indira Ramos, de una ética tan inquebrantable como su fobia a los microbios, solo tiene tres semanas para resolver el caso antes de que "el buen padre" lleve a cabo su macabro plan.


Opinión:

Hace unos días que terminé de leer El buen padre y aún sigo con ese buen recuerdo que deja una lectura de 10. Y es que el buen padre es un novelón en toda regla. Sin peros.


Un argumento bien elaborado, complejo y que no deja nada al azar ni a la casualidad, donde los personajes va a tener que lidiar con varios frentes abiertos mientras que la vida de tres personas depende ahora de que el equipo que lidera la inspectora Indira Ramos sea capaz de llegar a tiempo en una frenética y despiadada cuenta atrás.


Si la trama ya es de las que no da tregua en ningún momento, llena de giros y sorpresas hasta la última página, los personajes que transitan en las páginas de El buen padre son también un ejemplo de que a éstos hay que dotarlos de personalidad y de psicología, y es que no basta con poner sobre el papel un nombre y unos pocos datos. Santiago Díaz crea unos personajes creíbles y humanos, con sus luces y sus sombras pero sobre todo con sus convicciones y sus argumentos bien traídos para que nada quede descolocado.


Al frente del equipo la inspectora Indira Ramos, que para desmarcarse del resto de investigadores, detectives y policías literarios no arrastra un pasado traumático que la aboca al whisky, algo que se agradece enormemente, y aunque ella también tiene cita en el psicólogo, en este caso es por sufrir un trastorno obsesivo compulsivo que le hace que tema enormemente a todo tipo de gérmenes, lo que provoca que siempre este atenta a cualquier cosa que toca y que pueda infectarla además de tener una grandísima manía por el orden y la limpieza. Pero la inspectora además es estricta en el cumplimiento de las normas, algo que le ha granjeado el desprecio de algunos compañeros que no lo tenían tan claro cuando ella no dudó en denunciar a un compañero por fabricar pruebas falsas.


A pesar de todo esto Indira Ramos es respetada en su profesión y ahora que le toca ponerse al frente de un triple secuestro demostrará que el rigor y el acatamiento de las normas y la ley son principios básicos ineludibles. También dejará algunas situaciones un tanto hilarantes debido a este “problema” que hace que quiera que todo esté debidamente colocado y en su sitio.


Lo que en principio parecía un caso resuelto, con el culpable en la cárcel cumpliendo condena, comienza a complicarse cuando el padre del detenido se entrega como autor de tres secuestros y exige la reapertura del caso para demostrar que su hijo es inocente. A partir de aquí la historia comienza a desplegar varias tramas, a una velocidad endiablada con varios giros para mantener la tensión, con una cuenta atrás para salvar la vida de los secuestrados mientras el abanico de sospechosos se abre y difunde la duda. Conoceremos también la dura vida de Gonzalo Fonseca en la cárcel y también la historia de los secuestrados y su vinculación con el caso.


Y es que lo que parecía un crimen machista puede que esconda algo más. Mientras la inspectora Indira Ramos avanza en la investigación iremos descubriendo casos de corrupción, extorsiones, celos, ludopatía, prostitución… y todo ello escrito con mucha maestría, con capítulos cortos, casi cinematográficos, donde se nota la mano de Santiago como guionista, y que hacen que El buen padre sea una novela de las que se disfrutan hasta la contraportada.


Y aunque no soy muy amigo de las fajas que llevan los libros como parte de la promoción, en este caso diré que estoy de acuerdo con la que El buen padre lleva y que define acertadamente esta gran novela: BRUTAL


El autor:


Santiago Díaz Cortés (Madrid, 1971) es guionista de cine y de televisión con veinticinco años de carrera y cerca de seiscientos guiones escritos. Su primera novela, Talión, ganó el Premio Morella Negra 2019 y el Premio Benjamín de Tudela 2019, ha sido traducida a varios idiomas y está siendo adaptada como serie de televisión. Su segunda novela, El buen padre, inicia la serie protagonizada por la inspectora Indira Ramos, y sus derechos de traducción se han vendido al extranjero antes de su publicación.


2021 Manuel Acosta

Entradas destacadas
Entradas recientes