El ruido que nos separa, de Pedro Aranda

Nueve escritores se enfrentarán en la sexta edición de Cartagena Negra para alzarse con el IV Premio Cartagena Negra a la mejor novela del genero publicada en 2019 y al II Premio Icue Negro a la mejor novela negra de un autor novel en este género. Será entonces cuando desvelaremos los nombres de los ganadores, pero mientras llegamos a ese momento os vamos a ir dejando en nuestro blog las reseñas que de esos libros finalistas hicieron en su momento Antonio Parra, Francisco Marin o Manuel Acosta


Sinopsis de EL RUIDO QUE NOS SEPARA, finalista del II Premio Icue Negro.


Dos adolescentes japoneses se conocen a través de internet y deciden suicidarse juntos. Un ex agente de la KGB sale de prisión y busca al compañero que le traicionó. Un auditor de seguridad industrial es sobornado con una prostituta a cambio de modificar el resultado de su inspección. Un joven americano es obligado a alistarse en un programa de experimentación humana para usar la mente como arma en el campo de batalla. Un famoso cantante arruinado por su afición al juego trata de recuperar a su mujer, huida con su psiquiatra. Un cirujano plástico recibe la visita de su misterioso hermano después de años de ausencia. Y entre tanto, un asesino sin escrúpulos recibe un encargo muy especial.


Reseña:

Es muy difícil encontrar, en una primera obra, una estructura tan completa y compleja tal y como lo consigue Pedro Aranda en su novela El ruido que nos separa. Es una redacción hecha a base de historias, en principio dispersas, que se desarrollan en distintos puntos del planeta que, poco a poco, convergen en un mismo punto. Amor, venganza, rencor, arrepentimiento y mucha culpa.


El ruido que nos separa, es una novela coral de historias (o más bien secuencias aparentemente aisladas) que se desarrollan en distintos lugares y épocas, donde los clichés propios de la novela negra y del romanticismo clásico de tinte más cinematográfico se ven desmontados por una suerte de surrealismo costumbrista que termina por redefinir los géneros. El autor dibuja con precisión esta novela fragmentada y adictiva en la que el lector se ve irremediablemente atrapado en el tejido que va cosiendo cada una de estas particularísimas historias donde el amor, el arrepentimiento y, por qué no, la sordidez, están condenadas a cristalizar en un destino tan inevitable como absurdo.

El ruido que nos separa profundiza en el peso arrastrado por la mala toma de decisiones, en la existencia de algo parecido a la redención, y en cómo convivir con todo aquello que, Dios sabe por qué, decidimos llamarlo "culpa".

El autor:


Pedro Aranda (Cartagena, 1979) es ingeniero industrial en una empresa de la localidad. Mi nuevo rol está más relacionado con seguimiento de ventas y objetivos a los equipos comerciales, por lo que hay temporadas que suelo pasar una semana al mes en Holanda.


Compagina su afición por la lectura de los clásicos americanos y el realismo sucio iniciado por Salinger, Thompson y Cheever y continuado por Carver, Ford o Foster Wallace, con su admiración por autores nacionales como Ray Loriga o Luis García Montero, a los cuales no ha dejado de seguir a lo largo de toda su obra.

Entradas destacadas
Entradas recientes